Cocaína - Información Bolivia

Cultura
Archivos
Para mantenerte informado, ingresa tu mail:

     
 
 
Suivre Caserita.com sur Twitter
 
   
Caserita.com sur Facebook
   
Cocaína
     
 

Cuando el hombre blanco ose probar las hojas de coca, le hará el efecto contrario que a ustedes.

El jugo que para ustedes es fuerza y vida, para sus patrones se convertirá en un vicio repugnante y degradante; mientras que para ustedes, los indios, es un alimento espiritual, para ellos será causa de locura y estupidez.

Leyenda de la coca.

En 1859, Albert Niemann, de la Universidad de Gottingen, aisló uno de los 13 alcaloides que contiene la hoja milenaria: la cocaína. Gracias a este componente un dentista puede extraer el molar de su paciente sin exponerlo a situaciones tortuosas.

Posteriormente, Karl Koller, socio y amigo de Sigmund Freud, utilizó las propiedades anestésicas de esta sustancia en operaciones oculares.

En 1923, Richard Willstatter, de la Universidad de Munich, crea la primera cocaína sintética, basada en un alcaloide de la hoja de coca: la procaína. Esta molécula además de tener los efectos anestésicos de la cocaína, poseía propiedades psico-estimuladoras.

Paralelamente al boom de la cocaína como anestésico local, la molécula de la cocaína entró en un nuevo escenario, en el que el individuo que la consume se convierte en “héroe” y termina siendo un “villano”. La cocaína y sus derivados (cocaína y procaína) actúan como sobre-estimuladores del sistema nervioso central, infiriendo en la reabsorción de dopamina (neurotransmisor de placer y movimiento).

Al inhalar cocaína se obtiene un sentimiento de satisfacción, euforia, placer, aceleración mental, hiperactividad, elocuencia, facilidad para sociabilizar, etc., en el corto plazo. El síndrome de abstinencia posterior al consumo de este estimulante supone una fuerte sensación de desolación, fatiga, depresión, dolor, aislamiento, mal humor, apatía, etc.

Cuanto más rápida es la absorción de la droga, más corta es la duración del efecto de euforia y satisfacción (máximo 30 min.). Y, cuanto más frecuente es el consumo de la cocaína, se genera más tolerancia, lo que disminuye la duración del efecto placentero e incrementa el nivel de dependencia a la sustancia (es una droga altamente adictiva).

En el proceso de extracción del alcaloide, lo primero que se obtiene es la pasta base de cocaína, conocida como “pitillo” o “bazuco”, en el oriente boliviano. Esta droga se consume por vía respiratoria, se la fuma, y es muy popular entre jóvenes de clase baja de Estados Unidos y Latinoamérica, debido su bajo costo y es mucho más nociva que la cocaína cristal (cocaína para inhalar).

El consumo de la cocaína incrementa, considerablemente, el riesgo de muerte por fallos cardiacos o intoxicación, ataca el sistema nervioso, aumenta la presión sanguínea y la temperatura corporal, dilata las pupilas, destruye el tabique, causa daños neuronales, etc.

Existen varios métodos para tratar la adicción a la cocaína: electrodos, abstinencia, apoyo terapéutico, abstinencia con antidepresivos, suministro de químicos creadores de neurotransmisores, como L- dopa, etc. No obstante, la rehabilitación depende de la fuerza de voluntad de cada persona. Al respecto, se puede afirmar que a mayor tiempo de consumo de la droga, es más difícil la recuperación. 

Más información: Museo de la coca de La Paz 

 
   
 

Artículos relacionados

 
     
 
La hoja de coca en las sociedades andinas
La hoja de coca es una planta originaria de Sudamérica y juega un importante papel en las sociedades andinas. Además de sus virtudes...
Leer  
 
 
   
 

Comentarios - Dejar un comentario

 
     
 

Para dejar un comentario sobre este articulo,
haga clic aqu
 
 
     
     
     
Visite nuestra tienda de artesanía boliviana www.caserita.com
 
Participe redactando, compartiendo sus fotos, opiniones y experiencias en Bolivia.
Contáctenos
     
Caserita.infoContacto
© Caserita Handicraft SRL