Cultura
Archivos
Para mantenerte informado, ingresa tu mail:

     
 
 
Suivre Caserita.com sur Twitter
 
   
Caserita.com sur Facebook
   
Las Cholitas Luchadoras
     
 

Muy popular en La Paz, la capital la más alta del mundo, las cholitas luchadoras causan furor. Vestidas con sus más bellas ropas tradicionales, estas mujeres de origen aymara (comunidad indígena del oeste boliviano) combaten en el ring de la lucha libre. Compiten contra luchadores enmascarados que no tienen chance de ganar ni un solo combate, el árbitro participa tomando parte por “la mala o la buena”. Estas luchadoras se inspiran de las estrellas del catch mexicano o estadounidense. Entre espectáculo burlesco y autentica prestación deportiva, la lucha libre de las cholitas atrae cada año a mas y mas gente.

Entrenamientos y combates: 

La lucha impone a sus practicantes un entrenamiento intensivo cotidiano: practican las llaves, la coreografía y la puesta en escena del espectáculo. Las luchadoras se entrenan juntas sin rivalidad: se apoyan y se alientan mutuamente para mejorar. Más allá del espectáculo, estas mujeres se entrenan mucho combinando los ejercicios aeróbicos y de combate, ya que la lucha libre es un deporte pleno muy exigente a nivel físico. Los mismos hombres luchadores atribuyen a este triunfo, la tremenda fuerza de voluntad de estas mujeres: para ellos su éxito se debe en parte a la novedad y la singularidad de este fenómeno, pero también al hecho de que ellas están seriamente comprometidas con su deporte

Estos combates tienen lugar cada domingo en un coliseo de la ciudad andina de El Alto, al lado de la ciudad de La Paz: los bolivianos dicen que son los combates más altos del mundo, en referencia a la altura de esta ciudad y les gusta alardear la fuerza y la resistencia de estas mujeres. Numerosos turistas extranjeros y locales de todo tipo llegan cada semana para ver a estas mujeres extraordinarias.

El espectáculo de la lucha libre es un combate entre “el bien y el mal”: una metáfora de la vida cotidiana donde hay que luchar y sacrificarse. Cada representación se apoya en un drama pre establecido. Mujeres y hombres participan en la preparación de los espectáculos. Los hombres que llevan nombres como el Satinador, Criatura de dios, El Dios, El Salvaje… están presentes en el ring pero siempre terminan de rodillas ante las mujeres. Puesto que la sociedad boliviana es bastante machista, este deporte intenta mostrar que las mujeres pueden ser iguales e incluso mejores en ciertas áreas. Pero no hay rivalidades entre ellos: ambos, mujeres y hombres, son solidarios y forman una familia unida que promueve un mensaje al pueblo boliviano.

En cada combate, los luchadores son remunerados según su importancia: las luchadoras ganan mucho más cuando hacen sus representaciones en países vecinos. La lucha libre es un medio para ellas de emanciparse y tener una esperanza en cuanto a su futuro y al futuro de sus niños.

 

La lucha libre: más que un deporte, un combate para la emancipación de las mujeres bolivianas:

La lucha de las cholitas fue instaurada en Bolivia en los años ochenta por las mujeres que venían del campo a la ciudad. En busca de trabajo y encarando el machismo histórico de la sociedad boliviana, estas mujeres buscaron imponer su estatus y sus ideas por medio de este deporte hasta ahora reservado a los hombres.

Las cholitas luchadoras no se suben al ring solo por el espectáculo o el dinero: llevan un combate de todos los días por la emancipación de la mujer boliviana.

De todas las edades, madres de familia, esposas, meseras, estudiantes… Las cholitas luchadoras llamadas artísticamente "Barba Negra" o "Santa Boliviana" han tenido que enfrentarse a los prejuicios de sus familiares y amigos para poder imponer su voluntad de integrar el mundo de la lucha libre. Actualmente, quieren aprovechar la consideración y el apoyo de las instancias bolivianas que acompañan este fenómeno social, demostrando una sincera preocupación sobre el rol de la mujer en el seno de la sociedad boliviana hoy en día.

Ellas desean, a través de este deporte, demostrar su fuerza y su poder de influencia al mismo tiempo que reivindicar su origen vistiendo orgullosamente el traje tradicional de la mujer aymara.

Además de transmitir un mensaje por el derecho de la mujer en Bolivia, las luchadoras se implican en la sociedad civil montando espectáculos para buenas causas como la construcción de escuelas, hospitales etc.

La fuerza y la voluntad de estas mujeres se demuestran tanto  en el ring como en la vida real. La lucha de las cholitas es un espectáculo único en el mundo que no dejara a nadie indiferente. 

 
   
 

Artículos relacionados

 
     
 
Orígenes y transformaciones del ritual del "Tinku"
El Tinku es una ceremonia milenaria, que se festeja en la región andina de Bolivia (actualmente en los departamentos de Potosí y...
Leer  
 
Los Kjarkas, el grupo boliviano legendario
¿La Lambada, le dice algo? Pues este éxito de los años 1980 no es más que la reproducción de una canción...
Leer  
 
   
 

Comentarios - Dejar un comentario

 
     
 

Para dejar un comentario sobre este articulo,
haga clic aqu
 
 
     
     
     
Visite nuestra tienda de artesanía boliviana www.caserita.com
 
Participe redactando, compartiendo sus fotos, opiniones y experiencias en Bolivia.
Contáctenos
Foulard Cedazo - Lana de Llama
 
39.00
 
   
Ruana calada Mariposa - Lana de Alpaca
 
59.00
 
   
Mantel de Aguayo en colores naturales
 
Desde 29.00
 
   
     
Caserita.infoContacto
© Caserita Handicraft SRL